El Servicio Departamental de Salud de La Paz (Sedes) anuncia que se ingresó en una fase de desescalada de casos de coronavirus, sin embargo se deben esperar dos semanas para ver si no se ingresa en una tercera ola debido a que hubo indisciplina en el acatamiento de las medidas de prevención durante el fin de semana y feriado de Carnaval.

“Hay una disminución de los casos entre la semana 6 y la semana 5. No son percepciones, son evidencias”, dice Ramiro Narvaez, director del Sedes de La Paz.

El comportamiento de dos semanas será fundamental para ver si se mantiene la estabilidad y los casos siguen en desescalada, agregó Narvaez.

La Paz fue el martes el departamento con más casos de coronavirus, reportó 251 positivos, pero lejos de la cifra más alta de la segunda ola, el pasado 29 de enero se registraron 697 casos en un solo día.


Comentarios