Son más de 60 las familias que quedaron afectadas en la zona de Ananta luego de que la plataforma se derrumbó. El ingreso del río a los ductos hizo que el agua se lleve la estructura y también se corte el agua para las viviendas.

Las lluvias que cayeron durante el sábado por la noche y parte del domingo hizo que el cauce del río se incremente y la plataforma se deslice más de un metro, y por poco afecta a las viviendas.


La tubería principal que distribuye el agua para todas las viviendas se quebró y por varias horas se quedaron sin el líquido elemento. Los vecinos quedaron desconectados porque la plataforma unía el ingreso a la zona de Jupapina.

Tras varias horas autoridades indicaron que los trabajos serán arduos pero primero estabilizarán el lugar y posteriormente, con Epsas, repondrán la tubería para la distribución de agua.


Al término de esta edición de noticias las excavadoras que continuaban trabajando eran cinco, tratando de restablecer el paso y seguir con las labores para reponer la estructura dañada.   

Comentarios