El personal de mantenimiento de la Alcaldía de La Paz continúa con el arduo trabajo haciendo el mantenimiento a las bocas de tormentas, que en estas épocas de lluvias, rebalsan ocasionando problemas.

Comentaron que varios están tapados por la basura y los escombros que la gente tira en los desagües. El rebalse de cada una de estas genera la acumulación de agua en diferentes zonas y en algunas ocasiones, deja el mal olor. 

Desde el municipio paceño piden a la población no tirar barbijos, botellas, ni otro tipo de basura que pueda tapar los desagües.

Comentarios