Tras haber acudido a la Fiscalía para prestar su declaración por una deuda a la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa), el exalcalde de La Paz señaló que el fiscal que investigado el  caso le dijo que podía retirarse. Señaló que el municipio reconoce la deuda con la empresa estatal, pero que debido a la pandemia no ha podido ser honrada.

Revilla señaló que durante su declaración explicó que los ingresos en la Alcaldía han disminuido significativamente y esto ha perjudicado para que no se pueda pagar una deuda de 37 millones de bolivianos con la empresa estatal.

Al ser consultado sobre una posible aprehensión en su contra, Revilla fue tajante. "El fiscal ha señalado que puedo retirarme, la investigación continuará", señaló.

Revilla agregó que no es la única empresa a la que el municipio le debe dinero y señaló que tiene la predisposición de acudir las veces que sea necesario para prestar su declaración y brindar información para  la investigación que lleva adelante la Fiscalía.

La Fiscalía inició la investigación ante una denuncia de Emapa debido a una deuda del municipio de La Paz de 37 millones de bolivianos por la provisión de desayuno escolar. 

Comentarios