Tras siete horas diálogo, el grupo de productores de coca liderado por Armin Lluta decidió retirarse del lugar pues señalaron que una de sus principales demandas no había sido atendida.

"No hay sello, no hay asamblea. Yo me retiro", fueron las palabras del dirigente Lluta, al momento de salir de la reunión. 

Minutos antes Lluta había declarado a Unitel que hubo un diálogo amplio; sin embargo, no se había llegado a ningún acuerdo. Señaló que era imprescindible que la Dirección General de Comercialización e Industrialización de la Hoja de Coca (Digecoin) retorne a Villa Fátima. 

Por su parte, el ministro de Gobierno, se mostró sorprendido por esta determinación. 

Comentarios