Este miércoles por la mañana los trabajadores municipales, de planta y bajo contrato, decidieron protestar exigiendo el pago de salarios. Temen que al cambiar a la nueva administración el pago de sus haberes sea retrasado.

Según dieron a conocer se les adeuda el mes de marzo, pero rechazan que les hayan entregado las boletas de pago sin haberles abonado sus sueldos.

“No están haciendo la cancelación respectiva pero dan las boletas para que nosotros se lo firmemos”, dijo un funcionario.

Ramiro Burgos, secretario de movilidad, habló sobre el tema y dijo que se había priorizado los pagos a las obras y servicios. “Si se perciben los suficientes ingresos seguramente será honrado los salarios que se les adeuda”, recalcó.

Cerraron, en señal de protesta, las puertas de los edificios como el de la subalcaldía de Mallasa. Aseguraron que las protestas continuarán hasta ser atendidos.

Comentarios