El alcalde electo de la ciudad de La Paz, Iván Arias, fue imputado por la Fiscalía por, presuntamente, haber hecho un nombramiento ilegal cuando fungía como ministro de Obras Pública durante el Gobierno de Jeanine Añez.

Los delitos por los que se lo acusa es por incumplimiento de deberes, uso indebido de influencias y resoluciones contrarias a la Constitución Política del Estado (CPE). En respuesta, Arias dijo este miércoles que "vamos a dar la cara, venga lo que venga".

Mencionó que "estos procesos, para nosotros, todos los obstáculos son desafíos, hemos llegado venciendo todos los obstáculos, no nos vamos a rendir" y que continuará con la apuesta próxima que tiene, que es asumir y dirigir los destinos del municipio paceño.

"No nos vamos a escapar y vamos a trabajar por nuestra ciudad", apuntó Arias, que recientemente recibió sus credenciales como alcalde electo.

El fiscal Johan Muñoz informó que se solicitó el pago de una fianza de Bs 30.000 y un arraigo, además de la prohibición para comunicarse con los implicados en este proceso.

Comentarios