La comunidad de Jukumarka está de luto. Adrián el niño que fue atropellado por un camión de basura en Calacoto deja un gran vacío para sus padres que tienen capacidades diferentes. Comunarios de este pueblo piden ayuda para la familia del pequeño atropellado. 

Mi cabeza está mal, vueltas, vueltas da mi cabeza, ahora no puedo hacer”, señaló Josefa, la mamá de Adrián que habla muy poco español.

Adrián murió el jueves en brazos de su padre, Germán, después de haber sido atropellado por un camión de EmaVerde.






El cuerpo del niño fue velado y enterrado este viernes en su natal Jukumarka, donde vivía con sus padres y dos hermanos, en una casa de adobe construida hace varios años por sus progenitores, donde no hay roperos, ni cocina, pero sí ganas de salir adelante.

El vacío que deja Adrián no solo lo siente la familia que está golpeada por su deceso. Los vecinos y otras personas que conocieron lo recuerdan como un niño muy cariñoso y explicaron que era él quien ayudaba en la siembra y cosecha de alimentos,  cargaba las verduras que producían sus  y en otras ocasiones era visto pastoreando ovejas. 

Siento mucho, mi corazón me duele”, señala entre sollozos una mujer que conocía al pequeño Adrián.

Al conocer sobre la situación de la familia del pequeño Adrián, uniformados del Gacip de la Policía por un lado y funcionarios de EmaVerde, llegaron hasta Jukumarka, con víveres, ropa y otros enseres para ayudar a la familia doliente.

Quienes deseen colaborar a esta familia que con el deceso del pequeño Adrián ha perdido uno de sus pilares, pueden acudir a las instalaciones del Gacip en La Paz, frente al Teatro Al Aire Libre. También pueden llamar al 656-85666.



Comentarios