Luego del deslizamiento que se registró en el relleno sanitario de Alpacoma, lo cual provocó que pobladores instalen puntos de bloqueo para impedir que más camiones ingresen a dejar los residuos en este lugar, la basura empieza a volverse un problema crítico para la ciudadanía, los olores nauseabundos y la posibilidad de contraer alguna enfermedad son los principales problemas en la sede de Gobierno.

Comentarios