Héctor Cordero, ejecutivo de los productores avícolas, manifestó que existe un avance con el Gobierno en el tema de precios del producto, afirma que el SENASAG carece de toda forma de control de las granjas, lo cual iría por el problema de la falta de personal, pero se logró priorizar el tema y desde el 1 de febrero las granjas clandestinas y/o ilegales dejarían de funcionar.

Comentarios