En diferentes calles y avenidas de Cochabamba, ciudadanos dejaron piedras, llantas, palos y otros objetos para obstaculizar el paso y la circulación normal de los vehículos.

Esto como medida de presión que se mantiene en el departamento en contra de los resultados de las elecciones nacionales del pasado 18 de octubre y la anulación de los dos tercios en la Asamblea Legislativa.

Muchos conductores se vieron obligados a retirar algunos escombros de las vías para poder circular o en otras ocasiones, tuvieron que buscar rutas alternas.