La Sub Intendencia Max Paredes, realizó un operativo por la zona, donde logró decomisar más de 200 bebidas alcohólicas irregulares que estaban siendo comercializadas en tiendas de barrios, más de 20 propietarios de negocios fueron notificados.