El fuego continúa amenazando a comunidades, en este caso a una tribu no conectada. Ñembi Guasu y Otuquis.

Comentarios