Los hijos de un hombre de 53 años de edad, que trabaja como chofer de radiomóvil, se encuentran desesperados debido al estado crítico en el que quedó su padre luego de que la pasada semana, un efectivo de la Policía lo roseara con alcohol y le prendiera fuego cuando este le cobró por la carrera que le hizo, el responsable aún no habría sido aprehendido y no ven avances en la investigación.

Comentarios