El intendente municipal de Quillacollo, Antonio Garro, criticó a los comerciantes que el fin de semana tuvieron un enfrentamiento entre ellos por la pugna de poder vender durante la fiesta de Urkupiña, a lo que indica que es un problema que se registra cada año, por lo que se debe trabajar en una normativa para regular la venta en estas fechas.

Comentarios