Kerley Lindenmayr estuvo visitando este viernes el municipio de Totora, en Cochabamba, donde pudo disfrutar junto a toda la población del lugar.

La temeraria presentadora no quiso irse de este lugar sin practicar un deporte extremo, por lo que decidió realizar un salto de 75 metros de altura.

Con casco y arnés de seguridad, Kerley puso manos a la obra y sacó a la luz su lado extremo, el cual concluyó con mucho éxito.

Kerley estuvo, además, degustando durante la mañana las delicias gastronómicas de la ciudad colonial de Bolivia, donde pudo bailar y disfrutar de la hospitalidad de su gente.

Revive el tremendo momento en el siguiente video:

Comentarios