Esperanza Aruquipa cuenta que hace unos días cuando ella se encontraba saliendo de un local junto a su familia fueron interceptados por un grupo de antisociales, quienes intentaron apuñalarlos, uno de sus hijos fue herido y su hermano al querer ayudarlo también recibió puñaladas, afirma que los guardias del local resguardaron a los antisociales y no a ellos, ahora sólo lograron detener a tres de los cinco responsables, la madre de los jóvenes heridos pide que los responsables paguen los gastos médicos.

Comentarios