En Cochabamba, personas no videntes denuncian que pretenden desalojarlos de sus oficinas, donde ellos también realizan actividades de aprendizaje.

Comentarios