El ingeniero Álvaro Herbas, gerente de ENDE de Valle Hermoso, y Jesús Muñoz, gerente de proyectos de ENDE, se refirieron al proyecto hidroeléctrico ‘Ivirizú’ donde aclararon que sí cuentan con un permiso y declaratoria de impacto ambiental  desde el 11 de noviembre de 2016, dijo que no se habla de cantidad de árboles afectados pero sí de una extensión la cual se pretendía afectar el 0,4% con el desmonte para poder llevar adelante el proyecto, lo cual significa como 250 hectáreas.

Comentarios