Sandra Alcázar y Mauricio Toledo hicieron un recorrido por el mercado Yungas de La Paz en busca de algunas mamás trabajadoras para homenajearlas como se debe.

Durante su visita a este centro de abasto, se encontraron con algunas caseritas que resultaron ser fans de Mauricio, por lo que hicieron algunos pedidos especiales como regalo del Día de Madre, a lo que el presentador tuvo que acceder.

Los presentadores terminaron acalorados por las ocurrencias de algunas caseritas que temieron a las cámaras y lanzaron sus chistes picantes.

Mira el divertido momento que pasaron en el siguiente video:

Comentarios