Una de las complicaciones que provoca la enfermedad es la fibrosis pulmonar, que son las cicatrices que quedan en estos órganos, explica la fisioterapeuta Patricia Encinas. “Es como una herida que al quedarse rígida se pone dura, entonces limita la funcionalidad”.

Encinas, que visitó el set de La Revista, explica que se debe estimular los alveolos, que son como “globitos” donde ingresa y sale el aire y permite oxigenarnos.

“Cuando ha pasado un proceso de Covid esos alveolos se han inflamado y se han hecho como una especie de herida dentro de ellos, entonces cuando esta herida sana deja una cicatriz y ocasiona que no haya una buena oxigenación y los pacientes se cansan”, señala.

Uno de los ejercicios que se proponen es el que ayuda a la expansión pulmonar: se empieza a aspirar aire poco a poco (por la boca primero y después por la nariz), luego se mantiene el aire con la boca cerrada por diez segundos para expulsarlo.

La especialista señala que estos ejercicios se deben realizar con pacientes ya recuperados y que aquellos que están en tratamiento deben tener supervisión de un experto.

Otro método es el siguiente: comenzamos con suspiros profundos, metemos el aire por la nariz y se lo saca lentamente por la boca hasta que quede sin aire y repetirlo poco a poco hasta dominarlo.

También se trabaja las posiciones de la caja torácica, si se quiere trabajar la parte superior de los pulmones el paciente debe meter aire por la nariz, sacando el pecho y llevando los hombros hacia atrás.

Para mejorar la respiración diafragmal se debe meter aire por la nariz y sacando la barriga y metiéndola al expulsar el aire.

Mira todos estos ejemplos y la explicación de la especialista en este video:




Comentarios