Arturo Revollo, activista que acompañaba a los representantes del Tribunal Internacional de la Naturaleza que se trasladó este fin de semana hasta el Tipnis para verificar las denuncias de algunos comunarios indígenas, manifestó que fueron retenidos por algunas horas en la zona de Polígono siete por parte de cocaleros que se mostraron cerrados para que esta comisión pueda ingresar al lugar para poder inspeccionar la zona, manifestó que no fueron maltratados y que podían movilizarse en el lugar, pero no así salir y abandonar los predios.

Comentarios