Entre lágrimas de emoción, Ruth Quispe,  no podía creer que era la última participante a la que el jurado probaría su plato antes de finalizar la competencia. 

“No puedo creer que sea la última a la que va a degustar”, dijo Ruth a la chef Coral Ayoroa mientras la chef saboreaba su crema pastelera con toques de canela, frutas frescas y mermelada de frambuesa. 

Esta mujer confesó, que trabaja como empleada doméstica y que después de terminar el colegio llegó a La Paz donde en su trabajo aprendió nuevas recetas que innovó y que a su jefe le gustó. 

La participante comentó, que la cocina es su pasión y que cocina por su hijo al que le encanta todo lo que prepara y aunque el hijo de Ruth tiene 8 años, la participante aseguró que su familia la apoyaría si se ganaba la cuchara. 

“Pídele a tu  hermana que te cuide a  tu hijo durante un tiempo. Bienvenida a MasterChef”,  le dijo Coral a Ruth, quien lloraba de emoción al recibir su pase  para  la siguiente etapa. 

Reviví aquí el momento de la entrega de la última cuchara :

Comentarios