“¿Qué preparaste?” Le preguntó Marko Bonifaz, a lo que respondió “un repollo envuelto en hongos con salsa bechamel con espinacas en una cama de reducción de espinacas acompañado de portobello también bañados en la misma salsa con una ensalada para darle frescor”, explicó.

La tensión comenzó a subir cuando Coral le señaló el repollo y le dijo “este envuelto no está tan envuelto”. Marcos por su parte, le indicó que le gustaba complicarse. 

“Te gusta complicarte la historia”, le dijo Marcos. Sin embargo Nicolás defendió su plato argumentando que como se trató de un plato fuerte consideró que debió llevar más cosas para considerarse “fuerte” como su nombre lo indica. 

Reviví en el video el momento de la evaluación de Nicolás: 

Por su parte, el chef  Marko le señaló que todas las cosas que tenía debió usarlas para el relleno y le dijo que “es algo casi imperdonable picar todos los productos”. 

“Cuando veo el champiñón  así quiero llorar porque no lo has trabajado bien”, dijo la chef Coral quien también le indicó que no sintió el sabor de la espinaca. 

Después de esto, Nicolás terminó aceptando la devolución de los jueces y asumiendo que lo que preparó fue un reflejo de cómo se sentía. “La idea nunca  me terminó de encajar así que tal vez si lo esperaba”, expresó. 

Comentarios