René fue uno de los participantes que más se alegró por los ingredientes de color blanco de su caja misteriosa, fue el único que cocinó con insumos de este color y por algunos segundos se sintió amedrentado por Karent cuando buscaba entre sus compañeros intercambiar las cajas por su beneficio. 

Ante el jurado, René llegó con un puré de coliflor, ensalada de palmitos, aros de calamar frito y salsa de copoazú, todo en una gama de tonos blancos que el participante quiso mantener por la consigna. 

Aquí te mostramos la devolución de René:

A Coral le gustaron los calamares y aconsejó a René quitar el choclo de su plato o desgranarlo con un poco de mantequilla y que cuando cocine piense en el comensal. “No me voy agarrar el choclazo cuando me estás dando un puré”, le dijo Coral quien también le señaló que su plato tiende a ser delicado. Asimismo tampoco le gustó la salsa de copoazú. 

Con esta respuesta René expresó confianza y aseguró que se sentía capaz de sorprender a los chef y de mucho más. 

Por su parte el chef Marko le enseñó a René que el puré que preparó fue estilo rústico y que le gustaron los granos de frijoles que colocó. Sobre el calamar, señaló que también le gustó. “El calamar perfecto crujiente y chau el choclo y la salsa”, expresó el chef. 

Comentarios