El jurado no pudo evitar su reacción al probar las  inofensivas albóndigas acompañadas de arroz, chuño y picante que cocinó Rosaysela, una estudiante que se dedica a la apicultura con su familia. 

Al probar el plato, el rostro de Coral reflejó el exceso de picante de la preparación. Rosaysela solo se atrevió a decir: “está un poquito picante”. 

PUEDES LEER: Api de zapallo para conquistar a los jurados de MasterChef

Marcos tampoco ocultó su malestar y expresó que estaba demasiado picante. 

En la devolución Coral no se guardó nada y manifestó que si fuera un dragón echaba fuego por todos lados. “Está muy picante”, dijo la chef. 

Mira más momentos MasterChef:


La emoción no faltó en el segundo programa:

Comentarios