Jaime, dejó su delantal en su estación y se despidió de toda la familia de MasterChef, entre sentimientos encontrados que deja cada gala de eliminación algo que perdurará de este cocinero será el sabor y su toque “al vapor” que caracterizó su sazón.

Lamentablemente Jaime quedó fuera de la competencia al no superar la consigna de la réplica de tortas tres leches, es más el mismo reconoció que descuidó la temperatura del horno y eso le jugó en contra, además que el merengue que hizo tenía más textura de crema que de merengue. 

Arquitecto de profesión, jubilado y montañista por elección, Jaime llegó seguro del talento que poseía para ingresar a las cocinas de MasterChef y lo logró. Se llevó la cuchara de manos del chef Marcos Gonzalez y recibió el delantal blanco con un exquisito quesumacha. Superó el reto de los cortes de las cebollas y en la prueba del huevo se arriesgó con una creación dulce que hizo que forme parte del selecto grupo de 16 participantes que ingresó a las cocinas de MasterChef Bolivia. 

Se volvió famoso por las arvejas al vapor que  acompañaron su primer plato en el menú de cuatro pasos, sin embargo, el miércoles de beneficios el plato del juego de la ruleta lo envió a su primera gala de eliminación. 

En el video te mostramos el emotivo momento de la despedida de Jaime: 

Si bien Jaime brilló en el segundo martes de competencia y brilló con su plato de hongos de pino al tuco con papas, en el miércoles de beneficio, su corvina rebozada con puré de camote, ensalada de tomate y zanahoria no convenció al jurado y nuevamente fue enviado al domingo de eliminación. 

El  jurado siempre instó a Jaime a crecer y salir de su zona de confort porque veían el talento que tenía, pero el participante reconoció que le faltó dar un poco más y que él era así, tal cual como lo reflejaba. 

“MasterChef me da una buena enseñanza filosófica cuando se te abren las puertas tienes que saber jugar con esa apertura, tienes que entrar de frente y con los ojos bien abiertos”, manifestó. 

“Jaimito vamos a extrañar las arvejitas, pero por favor dele un abrazo a su señora”, despedía Anabel a Jaime quien le anunciaba a su esposa que retornaba a su hogar para seguir compartiendo juntos. 

Comentarios