El ambiente de incertidumbre al ser evaluado por el jurado hizo que el joven se anime a dar unos pasos de salsa.

Llegó  con un cerdo agridulce con quinua, pero antes de eso Marcos Gonzalez le dijo “te veo un poco durito” por lo cual lo invitó a demostrar sus habilidades para el baile. 

Jonathan no dudó en moverse y enseñó algunos pasitos de salsa a los jueces quienes observaron atentamente los movimientos y pasaron un divertido momento. 

“Ha hecho más de lo que yo he hecho en la vida”, expresó entre risas Marko Bonifaz. Pero ahora llegó el momento de la devolución. 

Mirá cómo Jonathan enseña al jurado a bailar salsa:

Comentarios