Las inundaciones repentinas y las tormentas en varias provincias de Afganistán en los últimos cinco días dejaron al menos 18 muertos, indicó un funcionario el miércoles. 

Cada año muchos afganos mueren a causa de las lluvias torrenciales, especialmente en zonas rurales pobres, donde las casas mal construidas pueden derrumbarse. 

Según el viceministro de Gestión de Desastres, Sharafuddin Muslim, el mal tiempo de los últimos días afectó a las provincias de Faryab y Parwan en el noreste, así como a otras áreas. 

En un mensaje de video dijo que "han muerto entre 18 y  20 personas en diez provincias", y que otras dos personas están desaparecidas.

Lee también: Fue asaltada por tres delincuentes y cuando fue a la Policía dijo que reconoció a su expareja

Según el funcionario, otras 30 personas resultaron heridas y más de cien casas destruidas.

Los equipos de rescate fueron enviados a las áreas afectadas con carpas y alimentos y las autoridades están distribuyendo dinero a las familias de los fallecidos, agregó el funcionario. 

Desde que los talibanes llegaron al poder el año pasado, Afganistán vive sumido en una grave crisis financiera y humanitaria, provocada por la congelación de miles de millones de activos en el extranjero y el brusco cese de la ayuda internacional, que mantuvo al país a flote durante 20 años.

Comentarios