Amber Heard decidió divorciarse de Johnny Depp en mayo de 2016 porque la violencia se había vuelto algo "normal" en él y le hacía temer por su vida, afirmó el lunes durante el proceso de difamación iniciado por su exesposo y que se retomó tras una semana de pausa.

La actriz de 36 años evocó varios episodios violentos ante el tribunal de Fairfax, en Virginia, entre ellos una crisis de celos durante una estancia en Francia. Según Heard, Depp no soportó que hubiese rodado una escena de sexo en una película y no le creyó cuando le dijo que se había usado un doble para la escena.

Luego de una última discusión violenta en mayo de 2016, durante la cual el actor le habría lanzado un teléfono a la cara, decidió finalmente pedir el divorcio tras un año de matrimonio, afirmó.



Su unión "se derrumbaba", dijo en el tribunal. "Sabía que tenía que irme. Sabía que no sobreviviría si no lo hacía". "Tenía mucho miedo de que se terminara mal para mí y no quería realmente dejarlo, lo amaba tanto", agregó a punto de llorar.

Pero "el monstruo era esa cosa que ahora era normal y no la excepción. La violencia era ahora normal", explicó al evocar las dos caras de su exesposo, quien se tornaba agresivo bajo el efecto del alcohol y las drogas.

Sus abogados mostraron fotos en las que parecía tener la parte derecha del rostro entumecido por el golpe del teléfono. El 27 de mayo de 2016 demandó a su entonces esposo por violencia doméstica y pidió una orden de restricción en su contra para "cambiar los cerrojos" de su apartamento y "poder dormir bien".

"Perdía el cabello, adelgazaba, estaba muy enferma, tenía herpes, no podía dormir, me despertaba de noche en medio de crisis de pánico", dijo.

- RELACIÓN "TÓXICA" -

La defensa de Depp, que promete ser despiadada, podría empezar el lunes por la tarde.

La estrella de la franquicia "Piratas del Caribe" acusa a su exmujer de haber arruinado su reputación y su carrera al afirmar en un artículo publicado en 2018 por el Washington Post que había sufrido violencias domésticas dos años antes, sin citar sin embargo a Depp.

El actor reclama 50 millones de dólares de reparación. Ella contraatacó pidiendo el doble. El juicio entre estas dos celebridades es difundido en directo en televisión y a diario, y seguidores de los dos actores se reúnen ante el tribunal de la pequeña ciudad cerca de Washington.



"Es como una telenovela", afirmó a la AFP Nancy Mowery, quien viene desde Pensilvania, mientras que para Alethea Gnanakan, estudiante en Virginia, "los dos (exesposos) han sufrido".

La batalla judicial también ha alcanzado las redes sociales. Las cuatro primeras semanas del juicio dibujaron una relación "tóxica", con detalles muy crudos entregados por la expareja.

Sus peleas alcanzaron su punto culminante durante un viaje a Australia, en marzo de 2015, cuando Heard afirma haber sido golpeada y agredida sexualmente por su esposo.



El actor de 58 años, quien entregó su testimonio a finales de abril, niega haber golpeado a Heard y afirma que ella era la violenta.

Muy tranquilo y a veces encantador, admitió haber usado frecuentemente drogas y alcohol, pero asegura haber controlado su consumo la mayoría del tiempo. Según expertos financieros presentados por sus abogados, el artículo le habría hecho perder unos 22,5 millones de dólares de ingresos previstos para la sexta película de "Piratas del Caribe", de la que fue apartado.

Los debates deben proseguir hasta el 27 de mayo. Luego, siete jurados se retirarán para deliberar.

El actor demandó a su exmujer en Estados Unidos dos años después de haber perdido un proceso por difamación en Londres, cuando atacó al tabloide británico The Sun por calificarlo de "marido violento".

Depp y Heard comenzaron a salir en 2011, antes de casarse en febrero de 2015. Su divorció se llevó a cabo a inicios de 2017. 




Comentarios