La Asamblea General de las Naciones Unidas suspendió este jueves a Rusia del Consejo de Derechos Humanos del organismo por haber invadido Ucrania. 

De los 193 miembros de la asamblea, 93 votaron a favor, 24 en contra y 58 se abstuvieron, lo que sugiere un debilitamiento de la unidad internacional contra Rusia. Es la segunda suspensión de un país del consejo, después de Libia en 2011. 


El Kremlin recibió el apoyo de Bolivia, China, Venezuela, Corea de Norte, Irán, Siria y Cuba.

El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, dijo que estaba “agradecido” con los estados miembros de la ONU que “eligieron el lado correcto de la historia”.

“Los criminales de guerra no tienen cabida en los órganos de la ONU destinados a proteger los derechos humanos”, dijo. 


Comentarios