No todo en las películas es ficción y hay cosas que ocurren de manera real en los rodajes presentándose incidentes en escenas con violencia que han terminado en tragedias.

Este viernes se conoció del caso de Alec Baldwin quien disparó lo que debía ser una pistola de fogueo durante el rodaje de 'Rust', pero el arma estaba cargada cuando ejecutó la escena, hiriendo mortalmente a Halyna Hutchins, directora de fotografía e hirió al director del filme, Joel Souza.

Este suceso recuerda a la tragedia de Brandon Lee, hijo de la estrella de artes marciales Bruce Lee, que murió a los 28 años luego de recibir un balazo de calibre 44 mientras filmaba una escena de la película ‘El Cuervo’.

TAMBIÉN LEA: Los imágenes que muestran a un devastado Alec Baldwin tras disparar un arma en el set de una película

En el momento del disparo Brandon estaba en el suelo sin poder moverse. Pensaron que se saltó el guion dado que estaba previsto que cayera hacia adelante. El actor solo acertó a levantar el brazo a pedir ayuda, fue cuando el elenco vio el charco de sangre real y no ficticio. El impacto de la bala en el abdomen le había producido una grave hemorragia que terminó trágicamente con su vida aquel 31 de marzo de 1993.

La directora de fotografía Halyna Hutchins y Brandon Lee no han sido las únicas personas en morir durante un rodaje. Sylvester Stallone, Zazie Beetz, Vin Diesel y Sam Shepard han visto morir a sus dobles de acción mientras les suplían en las escenas más arriesgadas.

Harry L. O’Connor era el doble de acción de Vin Diesel en la primera entrega de 'xXx' (2002) y murió durante el rodaje del largometraje. El personaje al que ambos interpretaban, debía hacer un descenso en parapente y lanzarse hacia un submarino, pero el doble se estrelló contra el Puente Palacky, muriendo en el acto.

Kun Liu, de 26 años, era el doble de Sylvester Stallone en 'Los Mercenarios 2'. Falleció en octubre de 2011, durante el rodaje de una escena en la que explotaba una barca. Un contenedor explotó de manera accidental y le causó a Liu heridas de alta gravedad, por las que falleció días después.

En 1984, el actor Jon-Erik Hexum murió después de dispararse a sí mismo en la cabeza con una pistola mientras pretendía jugar a la ruleta rusa con una Magnum 44 en el set de la serie de televisión 'Cover Up'.

Aunque han sido casos menos sonados, Vic Morrow ('The Twilight Zone'), George Camilleri ('Troya') o Heather O’Rourke ('Poltergeist 3') también murieron mientras estaban inmersos en el rodaje de sus películas.

Comentarios