Entre espectáculos de danza al mejor estilo de Bollywood y talleres de tatuaje con henna, así se realizan las celebraciones por los 70 años de reinado de Isabel II. Estas actividades tienen un sabor multicultural en Preston, en el noroeste de Inglaterra, donde vive una importante comunidad indo-paquistaní.

En esta ciudad de 140.000 habitantes al norte de Liverpool y Mánchester, el festival "Preston City Mela" pone cada año la cultura sudasiática en el punto de mira durante un día.

Pero este sábado, además de celebrar su 25º aniversario, el festival se sumó al jubileo de platino de la monarca más longeva que haya tenido jamás el Reino Unido y la Commonwealth, o Mancomunidad británica, asociación de 54 países de los cinco continentes.

"Por supuesto, vivimos en este país y amamos a nuestra reina, pero es agradable que por una vez se celebre nuestra cultura y las de toda la Commonwealth", comenta entusiasmada Hanifa, residente en Preston de origen indonesio.

"Incorporamos el jubileo en el programa para acercarnos lo más posible al tema de la 'Mancomunidad'", explica Gulab Singh, organizador del festival. "Tenemos bailarines chinos, músicos africanos, no es sólo la cultura del sur de Asia, hemos ampliado la temática para reflejar mejor la perspectiva" global, subraya.

Sobre todo, dice sonriendo Shreya Ghodke, otra organizadora, "este año tenemos una ceremonia de corte de pastel" que es algo "muy británico".

Mientras que uno de cada seis británicos cree que la monarquía sigue siendo un sistema pertienente, sólo el 37% de los británicos pertenecientes a minorías étnicas la apoyan en su estado actual, según una encuesta publicada el mes pasado por la organización British Future.

Laila, de 16 años, no ha participado en absoluto en las celebraciones del jubileo. "Nos ha permitido tener un largo fin de semana, pero para nosotros es sobre todo una oportunidad de salir con los amigos", dice esta adolescente, que decidió ignorar la prohibición de sus padres y hacerse un tatuaje de henna.

"Gracias a la reina", dice unos minutos después, mostrando con orgullo su mano tatuada.

Comentarios