Con el 100% de las actas procesadas y el 99.9% de actas contabilizadas el candidato izquierdista Castillo cuenta con 50.1% de los votos, frente a 49.8% de Keiko Fujimori, que pidió a las autoridades electorales anular unos 200.000 votos por supuestas irregularidades.

Castillo ya se declaró ganador, a pesar de que las autoridades peruanas deben resolver una masiva impugnación con la que el partido de Fujimori quiere revertir el resultado a su favor.

El presidente Luis Arce, felicitó este jueves al izquierdista Pedro Castillo como ganador de las elecciones de Perú y se convirtió en el segundo mandatario en asumir esta posición, tras el argentino Alberto Fernández, aunque aún está pendiente la proclamación del vencedor de los comicios.

Arce dijo en Twitter que "Bolivia se une a la celebración del pueblo peruano y felicita al hermano @PedroCastilloTe, Presidente electo del Perú".

La primera felicitación provocó una "nota de protesta" del gobierno peruano contra Buenos Aires, "indicando que los resultados finales de las Elecciones Generales 2021 aún no han sido anunciados por las autoridades electorales".

Sin indicios de fraude

Durante el conteo de votos del balotaje presidencial en Perú, Keiko Fujimori denunció irregularidades y acusó al partido de su oponente, Pedro Castillo, de "boicotear la voluntad popular". Luego, anunció que solicitaría la nulidad de 802 mesas en todo el país. Pero ni las autoridades electorales ni misiones observadoras externas tienen registros de un fraude.

"Hemos notado que ha habido una estrategia de parte de Perú Libre para distorsionar o dilatar los resultados de la voluntad popular, y me estoy refiriendo al proceso de impugnación de actas, donde la mayoría de estas impugnaciones sobre todo tratan de evitar que las actas que tienen mayor votación para Fuerza Popular, no sean contabilizadas", denunció Fujimori en conferencia de prensa el 7 de junio pasado, un día después del balotaje. Luego se refirió incluso a "indicios de fraude en la mesa".

Perú Libre es el partido de Castillo y Fuerza Popular, el de Fujimori.

El 9 de junio por la noche, cuando la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) ya llevaba el 99,1% de las actas procesadas, Fujimori anunció que solicitaría la nulidad de 802 mesas al Jurado Nacional Electoral (JNE). Ambos organismos  indicaron a la AFP que por el momento no se pronunciarían sobre esta solicitud.

Al 7 de junio, el JNE había registrado 148 incidentes
durante las votaciones, como propaganda ilegal, marcas a favor de candidatos dentro de las cámaras secretas y electores que se negaron a ser miembros de mesa, entre otros. 

"Hay incidencias que se reportan pero que no significan fraude en absoluto", señaló el 9 de junio a AFP Factual una encargada de comunicaciones del JNE, quien agregó: "Las incidencias no son fraude. Un fraude es cuando hay actos sistemáticos y premeditados que tengan incidencia directa en las votaciones, eso no existe".

El fraude electoral no se encuentra tipificado como delito en el Código Penal peruano, aunque varios artículos sí castigan procedimientos que atentan contra las elecciones.

Comentarios