Cinco peruanos fueron condenados este viernes a 20 años de prisión por la violación grupal de una mujer en 2020, un caso que conmovió al país y que fue comparado con el de "La Manada" en España.

El 10° Juzgado Penal Liquidador "sentenció a 20 años de prisión a Manuel Vela, Sebastián Zevallos, José Arequipeño, Diego Arroyo y Andrés Fassardi por el delito de violación en agravio de una joven en Surco", informó la Corte Superior de Lima en Twitter.

Los sentenciados, que además "deberán pagar 100 mil soles (25.000 dólares) de manera solidaria", tienen entre 23 y 24 años de edad, eran amigos desde niños y pertenecen a familias de clase media de Surco, un distrito limeño.

Fueron detenidos en octubre de 2020, luego de que una amiga de 21 años de edad denunciara que la habían drogado y violado durante una velada en la casa de uno de ellos en Surco.

Los detenidos admitieron que hubo contacto sexual, pero alegaron que fue consentido. Sin embargo, los exámenes médico-legales encontraron evidencias de "ataque sexual" y que la víctima había sido drogada con benzodiacepina.

TAMBIEN PUEDE LEER: China y EEUU anuncian acuerdo para "reforzar la acción climática" en la próxima década


El hecho provocó conmoción en Perú y la prensa local puso el apodo "La Manada de Surco" a los cinco detenidos. Este y otros mediáticos casos estimularon una manifestación frente al Palacio de Justicia en Lima para denunciar la "impunidad" de los agresores sexuales, en noviembre de 2020.

En España alcanzó gran notoriedad el caso de "La Manada", la violación por parte de cinco hombres a una joven durante las fiestas de San Fermín en la ciudad de Pamplona, en 2016. El juicio, dos años más tarde, desató una potente ola feminista en ese país.

Los cinco acusados incluso filmaron el hecho,
pero fueron condenados a nueve años de prisión por abuso sexual, y no por violación (que implica una pena más larga), lo que sacó a la calle a decenas de miles de españolas y multiplicó los llamamientos para endurecer el código penal.

Este año el gobierno español elaboró un proyecto, conocido como ley de "solo sí es sí", para establecer la obligación de que exista consentimiento explícito y suprimir la distinción entre abuso sexual y violación.


Comentarios