Dos miembros de las fuerzas rusas murieron y unos 28 resultaron gravemente enfermos después de que civiles en la región de Járkov les dieran comida y alcohol envenenados, según informaron funcionarios ucranianos.

Los soldados pertenecían a la 3.ª división rusa de fusileros motorizados, de acuerdo con una publicación de Facebook de la Dirección Principal de Inteligencia de Ucrania.

La publicación indicaba que dos soldados rusos murieron y 28 estaban en cuidados intensivos después de recibir pasteles envenenados en la ciudad de Izium. Otros 500 militares rusos fueron llevados a hospitales debido a una fuerte intoxicación por alcohol.

PUEDES LEER: Zelenski urge al mundo a actuar para frenar la guerra de Rusia contra Ucrania

Situación tensa en Donbás

La situación es "tensa" en todo el Donbás controlado por Ucrania, en el este, donde el ejército está listo para enfrentarse a las fuerzas rusas y la población civil debe evacuar sin tardar, dijo el lunes el gobernador de la región. 

"Mantenemos firmemente todo el territorio, (...) pero en todas partes la situación es tensa", admitió el gobernador de la administración militar-civil de la región de Donetsk, Pavlo Kyrylenko, en una rueda de prensa en Kramatorsk.

"La situación más difícil se da en la dirección de Izum [una ciudad recientemente capturada por las tropas rusas en la frontera con la vecina región de Járkov], donde esperamos que la situación empeore", dijo Kyrylenko. 

"El enemigo está bombardeando por todas partes (...) Muchas localidades a lo largo de la línea de demarcación han sido destruidas por los bombardeos", explicó. 

Desde que Rusia retiró sus tropas de la región de Kiev (norte) y anunció que quería "concentrar sus esfuerzos en la liberación del Donbás", esta región del este, la cuenca minera histórica de Ucrania, vive con el temor de una gran ofensiva rusa.       

         ​

Comentarios