Una facultad de medicina japonesa que hacía pasar a las mujeres un examen de ingreso más difícil que a los hombres fue condenada el jueves por discriminación sexista.

La universidad Juntendo, en Tokio, explicó en 2018 que buscaba con esto "reducir la brecha con los estudiantes de sexo masculino" ya que, según la institución, las mujeres tienen capacidades de comunicación superiores y tienen por ende una ventaja en las entrevistas en relación a los hombres.

Según dijo a la AFP un portavoz del tribunal, la universidad tendrá que indemnizar a las 13 demandantes. De acuerdo a medios locales, deberá pagar en total de 8 millones de yens (59.000 euros o 62.000 dólares).

El gobierno japonés abrió una investigación hace cuatro años después de que otro establecimiento, la universidad de medicina de Tokio, admitió que falsificó las notas de las candidatas de sexo femenino, dando una puntuación menor a la que correspondía, para que la proporción de mujeres se mantenga en alrededor del 30%.

Lee también: Exigen a México frenar tragedia de desaparecidos que superó las 100.000 víctimas

Según los medios locales, el comité de selección hacía esto porque consideraba que muchas mujeres que se convertían en médicas dejaban posteriormente su trabajo para casarse y tener hijos.

El ministerio de Educación explicó entonces que pasó bajo la lupa los concursos de entrada de 81 universidades públicas y privadas y descubrió procedimientos reprobables en diez de ellas.

Varios procedimientos judiciales se lanzaron tras la publicación del informe del Ministerio.

Comentarios