Un niño de 10 años fue condenado a pasar 21 días en un centro de detención juvenil luego de que compartiera, en sus redes sociales, una imagen donde mostraba rifles, que utilizaría para cometer un atentado en un acto en la Escuela Primaria Patriot de Cape Coral, en Florida, Estados Unidos.

Daniel Issac Márquez publicó en su perfil, en forma de broma, que iba a realizar una matanza en su escuela. Al ser descubierto el alguacil del lugar lo arrestó y puso una denuncia contra el menor.

“Prepárense para el día del agua”, había escrito Daniel en internet. En ese mensaje hacía referencia a un día festivo que iban a celebrar en su colegio.  Junto al texto mostraba una fotografía de cuatro rifles de asalta que había adquirido.

El pequeño Daniel fue condenado a 21 días en un centro de detención juvenil. El alguacil que está bajo su custodia indicó que “lleva días llorando”, pero que fue lo mejor porque “cuando un niño de 10 años aprieta un gatillo, las consecuencias son las mismas independientemente de la edad”, agregó. 

Comentarios