Médicos panameños de la primera línea de combate contra el covid-19 denunciaron haber quedado fuera del plan de vacunación, mientras se ha privilegiado a otros funcionarios.

En una carta emitida el jueves, la Asociación de Médicos Residentes e Internos de la Caja de Seguro Social, que tratan pacientes con covid, consideró "una falta de respeto" que no se les haya incluido en el plan de vacunación.

En tanto, la Asociación Panameña de Médicos Intensivistas (ASPAMI) manifestó en un comunicado que ha visto "con gran preocupación" que la distribución y aplicación de la vacuna contra el covid-19 "ha estado llena de irregularidades".

Según este gremio, que se haya vacunado a médicos que no han estado en la primera línea contra la pandemia es "frustrante" y desalentador.

Ante la denuncia, la Caja del Seguro Social, que administra el plan de vacunación, aseguró que, de ser el caso, "serán destituidos de inmediato" aquellos funcionarios públicos que hayan sido vacunados sin estar en contacto directo con pacientes que padecen covid.

"Quienes aparezcan en el listado del registro de vacunación y no son médicos ni enfermeras que están en salas UCI (cuidados intensivos), serán igualmente destituidos", agregó.

Desde el miércoles, el gobierno panameño inició la campaña para administrar las primeras 12.840 dosis de la vacuna de Pfizer/BioNtech contra el nuevo coronavirus.

Según los planes gubernamentales, en la primera fase de vacunación serán inoculados los médicos y personal directamente relacionados con enfermos de covid-19, así como los mayores de 60 años que se encuentren encamados o en residencias de ancianos.

La polémica generó que el abogado panameño Ernesto Cedeño presentara una denuncia ante la Procuraduría, para que se abra una investigación y se sancione a los responsables por la presunta vulneración al código de ética de los servidores públicos. 

"Aquí no puede existir tráfico de influencias para beneficiar a unos o beneficiarse a sí mismo", señaló Cedeño.

Comentarios