Autoridades chilenas informaron este lunes que, tras una larga investigación, lograron incautar tres toneladas de droga boliviana y aprehendieron a ocho personas, seis chilenos y dos bolivianos. Además de dinero en moneda extranjera y chilena.

El ministro del Interior chileno, Rodrigo Delgado, dijo que fueron varios los meses en los que se trabajó para dar el golpe. “Son meses de investigación, no es de un día para otro, es más de un año de investigación donde hay un trabajo no solo en Chile, sino también en el extranjero”, señala un comunicado.

Esta organización tenía dos empresas fachadas, una casa de cambio y una constructora en la ciudad de Iquique, con la que blanqueaban los capitales de la actividad del narcotráfico, comentó el fiscal chileno Héctor Barros.

Los ocho detenidos, dos bolivianos y seis chilenos, serán puestos ante la justicia por los delitos de tráfico de drogas y lavado de activos.

La droga, en su mayoría marihuana, tiene un valor en el mercado de cerca de 21 millones de dólares. Tenía que ser entregada y distribuida en diferentes puntos del país trasandino.



Comentarios