Un ladrón que le había robado una bicicleta a un repartidor en la ciudad bonaerense de Moreno (Argentina) y que permanecía internado por la golpiza que recibió cuando la víctima de ese hecho lo atacó a patadas, murió tras una semana de agonía, por lo que la fiscalía recaratuló la causa e imputó por "homicidio agravado" al delivery y al otro detenido por el caso, informaron este lunes fuentes judiciales.

Según señala la agencia estatal Télam, Javier Coria (22) falleció el domingo en el Hospital Larcade de San Miguel, donde estaba internado desde hacía siete días como consecuencia de los politraumatismos craneoencefálicos que sufrió tras recibir la paliza.

Con la muerte del ladrón, se agravó la situación de los dos detenidos que tiene el caso, que son el repartidor que había sido asaltado por el ahora fallecido, Eduardo Maidana (19), y Rodrigo Tejeda (29), el conductor de la camioneta con la que persiguieron y alcanzaron al ladrón de la bicicleta.

Maidana y Tejeda ya estaban presos por "tentativa de homicidio", pero fuentes judiciales indicaron a Télam que la Fiscalía ahora les notificó a ambos que quedan imputados por "homicidio agravado por alevosía", es decir, por el estado de indefensión de la víctima, el primero en calidad de "autor" y el segundo como "partícipe necesario". Se trata de un delito que tiene como única pena la prisión perpetua.

PUEDES LEER: Niñera descubre que su empleador la filmaba en secreto y descubre horas de grabaciones

Toda la secuencia quedó registrada por una cámara de seguridad, cuyo video es una prueba clave del expediente

Además, Maidana también quedó imputado por la fiscal del delito de "robo", ya que de acuerdo con lo que se puede observar en el video que registró el hecho, luego de golpear y dejar inconsciente al asaltante, le sacó sus zapatillas y se las llevó.

El hecho

Todo ocurrió el 19 de septiembre pasado, alrededor de las 21:00, cuando Maidana trabajaba como repartidor de comida y fue asaltado, el ladrón lo golpeó y se llevó su herramienta de trabajo: la bicicleta.

Tras el asalto, el delivery pidió ayuda al conductor de una camioneta Peugeot 504, a quien no conocía, para perseguir al asaltante. El vehículo alcanzó y encerró a la bicicleta, y provocó la caída de Coria. 

"La ley protege la legítima defensa, pero nunca la venganza que está fuera de la ley. Acá no hay ley del Talión, no es ojo por ojo, diente por diente", señaló Hugo López Carribero, abogado de la familia del ladrón muerto.

TE PUEDE INTERESARMarcha contra migrantes en Chile termina con quema de carpas de venezolanos indocumentados

En el video de seguridad se observa que el repartidor se baja de la camioneta, le da primero un puñete, luego le arroja encima la bicicleta y por último le aplica al menos 10 patadas en la cabeza a Coria hasta dejarlo inconsciente. También se ve en la filmación que el delivery se vuelve acercar a Coria, le saca el par de zapatillas y se sube a su bicicleta recuperada.

"En ese eventual debate al que lleguemos, nosotros vamos a pedir la prisión perpetua porque es lo que corresponde en función de lo que establece el propio Código Penal", afirmó el abogado de la familia de la víctima.


Comentarios