Doce años tras las rejas deberá purgar una funcionaria del Servicio Nacional de Aduanas de Chile, que fue sentenciada por el Tribunal Oral en lo Penal de Iquique, por su participación y autoría en tres delitos de tortura y dos de apremios ilegítimos en perjuicio de, primero, tres mujeres y luego dos víctimas más, todas bolivianas.

Los ilícitos fueron cometidos por la imputada identificada por las iniciales J.M.S.R. inicialmente el día jueves 20 de junio de 2019, cuando la funcionaria se encontraba realizando una fiscalización de drogas en la Avanzada Aduanera del Río Loa, emplazada en la Región de Tarapacá.

En aquel lugar, ordenó revisar a tres ciudadanas bolivianas, a quienes hizo desnudarse, sometiéndolas a vejámenes que denigraron su intimidad, todo con el fin que evacuaran los ovoides de droga que portaban, según indica La Tercera de Chile.

Posteriormente, el 23 de agosto del mismo año, en la referida avanzada aduanera, controló a otras dos ciudadanas bolivianas en calidad de sospechosas por un presunto traslado de sustancias ilícitas. 

En ese contexto, ellas fueron trasladadas a una sala de revisión, donde la funcionaria “denigró corporalmente y las golpeó en forma reiterada en sus estómagos y bajo vientre para que las mujeres confesaran haber ingerido ovoides”.



TAMBIEN PUEDE LEER: Rio de Janeiro comienza a exigir vacuna contra el Covid-19 en sus atractivos turísticos

“La actividad abusiva desplegada por la acusada y querellada, a cargo de la vigilancia y seguridad de las afectadas, a las que causó sufrimientos graves, partiendo por la integridad física y psíquica, fue vulnerada gravemente no sólo por las lesiones físicas emanadas de las acciones de la acusada, sino por el contexto en que fueron infligidas, de total avasallamiento y absoluto poder de dicha agente estatal”, señala el fallo.

Asimismo, se recalcó que se lesionó también la intimidad y pudor de las víctimas, violando la dignidad humana de las tres ciudadanas bolivianas de manera grave, “al someterlas en su condición vulnerable por diferentes factores, a desnudamientos, tocaciones en sus cuerpos, todas conductas vulneradoras graves de derechos fundamentales de las afectadas”, reza el fallo.

La funcionaria sentenciada, también quedó inhabilitada de manera absoluta y perpetua para ejercer cargos, oficios públicos y derechos políticos, además de la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena.

Los magistrados acogieron la solicitud de la defensa de J.M.S.R. de no difundir su nombre hasta que el fallo quede ejecutoriado, considerando el principio de inocencia que aún le resguarda para interponer recursos ante otros tribunales.

Comentarios