Los hermanos Ameer y Raees Cajee, fundadores de la criptobolsa Africrypt, de la ciudad del Cabo en Sudáfrica, desaparecieron con 3.600 millones de dólares en bitcoines que eran de propiedad de sus usuarios. El hecho fue reportado por medios locales Independent Online e Itweb.

Africrypt dejó de funcionar hace dos meses y los fundadores atribuyeron la suspención de las operaciones debido a un "hackeo" de su plataforma y pidieron a sus clientes no tomar acciones legales contra ellos.

"Es comprensible que los clientes puedan proceder por la vía legal, pero les pedimos que, por favor, reconozcan que eso solo retrasará el proceso de recuperación", señalaron en abril.

TAMBIÉN LEA: Banco Mundial niega ayuda a El Salvador para implementar el bitcóin

Algunos inversores acudieron a los servicios legales de empresas ante este posible fraude y se inició un proceso de liquidación provisional de la criptobolsa a petición de varios inversores.

No logran rastrearlo

Las investigaciones descubrieron que los fondos fueron transferidos desde las carteras digitales y cuentas africanas pasando por 'tumblers' y 'mezcladores' de la dark web lo que provocó que sean imposibles de rastrear.

Los propios empleados de Africrypt informaron que perdieron acceso al sistema una semana antes del supuesto hackeo, algo que no les daba la posibilidad de acceder a los saldos de los clientes.

La investigación no avanza debido a que en Sudáfrica carecen de leyes en contra de estos asuntos, ya que las criptomonedas no son reconocidas como productos financieros en el país desde el punto de vista legal.

Suponen que Ameer y Raees Cajee huyeron a Reino Unido, donde han detectado transferencias vinculadas a su negocio antes de la caída de la criptobolsa.

Comentarios