El presidente de Colombia, Iván Duque, pidió este domingo al Parlamento retirar una propuesta de reforma tributaria que provocó masivas manifestaciones y reiteró que propondrá una nueva iniciativa que excluya las propuestas más polémicas de la anterior.

"Le solicito al Congreso de la República el retiro del proyecto radicado por el ministerio de Hacienda y tramitar de manera urgente un nuevo proyecto fruto de los consensos y así evitar incertidumbre financiera", dijo en una alocución, rodeado de la vicepresidenta y ministros.

Desde el viernes el mandatario conservador había anunciado que reformularía el proyecto impulsado por él y rechazado por decenas de miles de personas, que lo acusaron de castigar a la clase media en plena pandemia de covid-19 y tomaron las calles de las principales ciudades desde el miércoles.

Pero el anuncio no calmó los ardores de los manifestantes, que volvieron a protestar el sábado. 

Este domingo, Duque precisó los alcances de la nueva propuesta, que excluirá el aumento del IVA en bienes y servicios y la ampliación de la base de contribuyentes al impuesto sobre la renta, puntos más controvertidos de la "Ley de solidaridad sostenible".

La reforma es necesaria para "dar estabilidad fiscal al país, proteger los programas sociales de los más vulnerables y generar condiciones de crecimiento luego de los efectos arrojados por la pandemia del covid-19", defendió el presidente con una popularidad en rojo (33%).

La nueva ley, concertada con partidos políticos, sector privado y sociedad civil, se enfocará en gravar temporalmente a empresas y a las clases sociales más ricas.

Entre otras cosas, la reforma contendrá una tasa de renta temporal a empresas, un impuesto al patrimonio, a los dividendos y a las personas de mayores ingresos, así como la apuesta por profundizar programas de austeridad del Estado, agregó.

En 2020, el PIB de la cuarta economía de América Latina cayó un 6,8%: su peor desempeño en medio siglo. El desempleo trepó al 16,8% en marzo y 3,5 millones de personas cayeron en la pobreza en medio de la crisis económica desatada por la pandemia.

Desde el 6 de marzo de 2020, casi 2,9 millones de personas han contraído el coronavirus en el país, de las cuales 74.215 murieron.



                

Comentarios