Un policía ecuatoriano fue detenido por traficar 185 crías de tortuga gigante de las islas Galápagos, halladas dentro de una maleta que debía ser transportada en avión hasta el territorio continental, informó el lunes la Fiscalía.

"El policía Nixon Alejandro P. D. será procesado por su presunta autoría en el envío fallido de 185 tortugas a #Guayaquil", puerto localizado al suroeste de Quito, indicó el ente en Twitter.

La Fiscalía agregó que "le formulará cargos por el delito contra la flora y fauna silvestre, que se sanciona con 3 años de prisión".

Autoriddes informaron el domingo que una maleta con 185 crías de tortuga gigante de Galápagos, archipiélago ubicado a 1.000 km frente a la costa, fue hallada durante la revisión de carga en el aeropuerto de la isla Baltra con destino a Guayaquil.

Los ejemplares estaban envueltos en plástico de forma individual y en principio se reportó que diez estaban muertos.

El ministerio del Ambiente y Agua señaló el lunes en un comunicado que " cinco tortugas más murieron posiblemente a causa del estrés que sufrieron por la separación de su hábitat".

Añadió que Fiscalía dispuso al Parque Nacional Galápagos (PNG) mantener la cadena de custodia de especímenes, que fueron trasladados a su centro de crianza de tortugas en cautiverio en la isla Santa Cruz, vecina a la deshabitada Baltra.

"La evaluación veterinaria determinó que las tortuguitas no se encuentran en buenas condiciones de salud", anotó la cartera.

El científico Washington Tapia, experto en quelonios, manifestó a su vez que "por ahora no se puede determinar a qué especie pertenecen las tortugas. Es imposible a simple vista identificar la especie de tortugas incluso cuando son adultas. Solo se puede diferenciar el tipo de caparazón, si es montura o cúpula".

"La única forma precisa de poder determinar la especie a la que pertenecen es a través de análisis genéticos", sostuvo.

El operador del aeropuerto de Baltra apuntó el domingo que "la edad de las tortugas no supera los 3 meses de vida y su carapacho es extremadamente joven" para determinar la isla donde fueron sacadas.

El archipiélago, que posee flora y fauna únicas en el mundo y que sirvió de laboratorio natural al científico inglés Charles Darwin para su teoría sobre la evolución de las especies, toma el nombre de sus gigantescas tortugas.

Las tortugas gigantes llegaron hace tres o cuatro millones de años a la región volcánica de Galápagos, en el Pacífico.

Se cree que las corrientes marinas dispersaron a sus ejemplares por las islas, y que fue así como se crearon unas 15 especies diferentes -de las cuales tres están formalmente extintas-, adaptadas cada una a su territorio.


Comentarios