Las personas que se vacunaron contra el coronavirus con Pfizer y Moderna en Estados Unidos podrán recibir una tercera dosis en septiembre, dijeron el miércoles autoridades sanitarias, señalando que la eficacia de la inyección disminuye "con el tiempo" y ante la amenaza de la variante delta.

A partir de la semana del 20 de septiembre, los vacunados podrán acceder a la tercera dosis ocho meses después de haber recibido la segunda inyección, indicó un comunicado conjunto de altos funcionarios, entre ellos la directora de los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC), Rochelle Walensky, y Janet Woodcock, directora interina de la Agencia de Medicamentos de Estados Unidos (FDA).

Esta decisión, sin embargo, depende de la autorización oficial de una dosis adicional de estas dos vacunas por parte de la FDA, se aclaró.

"Los datos disponibles muestran claramente que la protección contra la infección por Sars-CoV-2 comienza a declinar con el tiempo después de las primeras dosis de la vacuna", añadió la nota también firmada por el asesor de la Casa Blanca sobre la pandemia, Anthony Fauci.

TE PUEDE INTERESAR: Empiezan a enfermar y morir de Covid aquellos que no se vacunaron en los EEUU

"Nos preocupa que esta tendencia de declive que observamos continúe en los próximos meses, lo que podría conducir a una disminución de la protección contra casos graves de enfermedad, hospitalizaciones y muertes", explicó en conferencia de prensa el director médico de la salud pública de Estados Unidos, Vivek Murthy.

Esa inquietud se aplica especialmente a "las personas con mayor riesgo o las vacunadas durante la primera fase de la campaña de vacunación inicial", advirtieron los expertos en el informe.

Ancianos, la prioridad 

Los primeros que podrán beneficiarse de esta dosis de refuerzo serán personas alojadas en "residencias de ancianos", "otras de edad avanzada" y "muchos profesionales de la salud", que fueron las primeras categorías de la población en ser vacunadas en Estados Unidos.

Las primeras inyecciones de la vacuna fueron suministradas en Estados Unidos en diciembre de 2020 cuando los antivirales de Pfizer y Moderna fueron autorizados de urgencia con una semana de diferencia.

Una dosis de refuerzo también "probablemente sea necesaria" para las personas que han recibido una sola inyección de la vacuna Johnson & Johnson, aseguraron funcionarios de salud. 

PUEDES LEER: El 99.5% de las muertes por Covid en EEUU son de personas no vacunadas

Pero las vacunaciones con este suero no comenzaron en Estados Unidos "hasta marzo de 2021" y se esperan datos al respecto "en las próximas semanas". Las personas vacunadas con Johnson & Johnson son minoría en Estados Unidos (casi 14 millones).

Tras la luz verde de la FDA, las autoridades sanitarias federales también deberán validar la decisión y publicar sus recomendaciones para los profesionales encargados de administrar esta tercera dosis.

MIRA TAMBIÉN: EEUU pide tratar la variante Delta como "una nueva enfermedad", advierten de su alto nivel de contagio


Comentarios