El Pentágono reclutó el domingo a varias de las principales compañías aéreas comerciales de Estados Unidos en su frenética evacuación de decenas de miles de afganos y extranjeros de Kabul, tras su caída en manos de los extremistas talibanes.

El Pentágono informó que el secretario de Defensa, Lloyd Austin, activó la rara vez utilizada Flota Aérea de Reserva Civil (CRAF, en inglés) para asistir en el traslado de personas que llegan a las bases estadounidenses en Oriente Medio.

"Vamos a hacer todo lo posible para que todos, todos los ciudadanos estadounidenses que quieran salir, salgan", dijo Austin en entrevista con la cadena ABC, y añadió que lo mismo se aplica para los aliados afganos de Estados Unidos.

Este anuncio se produce mientras el presidente Joe Biden, ampliamente criticado por la caótica salida de las tropas estadounidenses de Afganistán, se preparaba para dirigirse a la nación sobre este tema desde la Casa Blanca a las 16H00 locales (20H00 GMT).

Dieciocho aviones civiles de American Airlines, Atlas, Delta, Omni, Hawaiian y United ayudarán a docenas de naves de carga militares que participan en la evacuación.

En lugar de entrar y salir de la capital afgana, los aviones transportarán a las personas desde las bases estadounidenses en Qatar, Bahrein y los Emiratos Árabes Unidos hasta países europeos y, en muchos casos, hasta Estados Unidos.

Lee también: ¿Están entregando los afganos sus bebés a los soldados de EEUU?

Washington, que tiene miles de soldados tratando de asegurar el aeropuerto de Kabul, ha fijado un plazo para completar una de las mayores misiones de evacuación que el Pentágono ha hecho, antes del 31 de agosto.

Pero Austin no descartó pedir al presidente Joe Biden postergar este plazo.

"Vamos a seguir evaluando la situación. Y, de nuevo, trabajaremos todo lo que podamos para sacar a la mayor cantidad de gente posible. Y a medida que nos acerquemos a ese plazo, haremos una recomendación al presidente", subrayó.

Unos 15.000 estadounidenses deben ser retirados de Afganistán, según Biden, quien afirma que su gobierno quiere sacar del país al menos a 50.000 aliados afganos y sus familiares.

Comentarios