El hombre que se rompió el cuello mientras saltaba un molinete del metro en Nueva York, lo que provocó su muerte, es recordado por su familia como el padre "vibrante y amoroso" de un niño de 4 años.

Christopher De La Cruz, de 28 años, fue declarado muerto después del incidente en la estación de tren Forest Hills-71st Avenue en Queens la madrugada del domingo, según detalla el New York Post.

Las imágenes de vigilancia que se hicieron virales lo muestran tratando de saltar un molinete después de ingresar a la estación de metro, inicialmente cayendo y tropezando antes de perder el equilibrio y estrellarse contra su cabeza.


Chris era un personaje vibrante, amoroso y de espíritu libre. Era un hijo, un padre, un amigo y mi hermano”, escribió Brian De La Cruz en una página de GoFundMe creada para financiar los costos del funeral.

“A raíz de su muerte, me han recordado por qué he tenido tanta suerte de haber sido su hermano. Él era el alma más bondadosa. Fue amado por tanta gente e impactó a todos con los que se cruzó”, continuó Brian.

La página de GoFund me, que recaudó más de $us 16.000 de su objetivo de $us 30.000 el jueves por la mañana, incluía una foto de un Christopher sonriente con su hijo radiante sentado sobre sus hombros.

“Si había algo en este mundo por lo que mi hermano quería ser recordado, era por su amor por su hijo. A Chris le sobrevive un niño de 4 años, Neithyn, que significaba mucho para él”, escribió su hermano.

"Nunca podremos (reemplazarlo), pero en honor a mi hermano queríamos que el resto de las donaciones, después de los costos del funeral, fueran para su hijo. Estableceremos un fondo universitario a su nombre”, agregó.

El cuerpo de De La Cruz fue hallado por efectivos de seguridad que llamaron a los servicios médicos, quienes lo declararon como muerto en la escena.

La circunstancia del hecho fatídico aún está bajo investigación, ya que no está claro si Christopher tenía alguna limitación física o psicológica que pudo afectar en sus movimientos, algo que no fue mencionado por sus familiares.

Según el diario New York Post, la tarifa del metro en esta ciudad estadounidense tiene un costo de 2.75 dólares por lo que muchas personas optan por evadir los molinetes para no pagar el pasaje.


Comentarios