El primer ministro británico, Boris Johnson, presentó este lunes su plan para levantar el confinamiento en Inglaterra, que comenzará con la reapertura de los colegios el 8 de marzo.

El 12 de abril reabrirá los negocios no esenciales
y el Gobierno británico espera levantar últimas restricciones anticovid en Inglaterra a fines de junio

Todo el país quedó de nuevo confinado a principios de enero para luchar contra la epidemia de covid-19 que ha dejado más de 120.000 muertos en Reino Unido y colocó a los hospitales al borde del colapso.

Como los efectos del confinamiento y las campañas de vacunación masiva se han traducido en una caída del número de nuevos casos, hospitalizaciones y fallecidos, Boris Johnson anunció las medidas del desconfinamiento.

El secretario Estado para la vacunación, Nadhim Zahawi, confirmó la reapertura de todas las escuelas británicas el 8 de marzo. Calificó de "ambiciosa" esta reapertura, peri tambien de  "cauteloso y basada en datos", en declaraciones a la BBC. 

Luego, a partir del 29 de marzo, se podrán permitir reuniones al aire libre limitadas a seis personas o dos hogares diferentes, según el plan del gobierno.

Sin embargo, tiendas no imprescindibles, peluquerías, pubs, restaurantes, cines y museos tendrán que esperar hasta abril. El desconfinamiento será "cuidadoso" y "progresivo", advirtió Boris Johnson.

La campaña de vacunación iniciada en diciembre ha alcanzado velocidad de crucero: un adulto de cada tres ya ha recibido la primera dosis.

El gobierno ha prometido que todos los adultos recibirán una primera inyección de la vacuna contra el covid para finales de julio, adelantando este objetivo inicialmente previsto para septiembre.

"Nuestra prioridad siempre ha sido que los niños regresen a los colegios, lo que es crucial para su educación así como para su bienestar mental y físico", declaró el dirigente en un comunicado.

También desea que la gente pueda "encontrarse con sus allegados en toda seguridad" tras meses de aislamiento, por lo que autorizará los encuentros en el exterior, donde los riesgos de transmisión se consideran más bajos.

Cualquier decisión, aseguró, se adoptará en función de los elementos científicos a su disposición, y con prudencia "para no anular los avances" y los "sacrificios" realizados.

Los colegios volverá a abrir sus puertas a partir del 8 de marzo. El jefe de la oposición laborista, Keir Starmer, espera que las escuelas abran en esa fecha, pero subrayó la necesidad de actuar con "precaución", el domingo en Sky News.

Comentarios