El socavón aparecido hace una semana por la tarde en el área rural de Puebla en México ha rebasado el viernes los 100 metros de diámetro y  comenzó a derrumbar la casa que le queda más cercana.

Una barda del inmueble, que fue evacuado por la familia Sánchez Xalamihua poco después de empezado el fenómeno, ha sido materialmente tragada por el hundimiento, que tiene ya cerca de 100 metros de diametro y crece a un promedio de 17 metros de diámetro a diario.


“A las 6:45 que se realizó el primer sobrevuelo con el dron se pudo identificar un incremento de la distancia del eje menor de tres metros, por lo tanto podemos decir que hay el tamaño del socavón es en su eje mayor de 97 metros y en el eje menor de 83 metros, la profundidad se mantiene en lo mismo, aproximadamente de 15 metros”, dijo la secretaria de Gobierno de Puebla, Hill Mayoral.

En Santa María Zacatepec, a unos 119 kilómetros de Ciudad de México, la familia Sánchez fue sorprendida la tarde del pasado sábado por un fuerte estruendo, que inicialmente pensaron que era la caída de un rayo.

Sin embargo, poco después, los Sánchez descubrieron que a unos metros de su casa, en medio del campo, la tierra se había hundido.



Comentarios